TAI CHI CHUAN

Síntesis entre método terapéutico, meditación en movimiento y danza chamanica, el Tai Chi Chuan es un arte marcial chino que busca la eficacia no através de la fuerza física, sino cultivando la energía interna, el Chi.
Se funda en los mismos principios filosóficos y prácticos de la medicina tradicional china y consiste en el aprendizaje de una secuencia de movimientos lentos, circulares y continuos que van limpiando los meridianos energéticos, así facilitando la circulación del Chi: el resultado es una profunda armonización del cuerpo, de la respiración y de la mente. Es una técnica simple y compleja a la vez, ya que involucra en cada momento la totalidad de la persona, un verdadero microcosmos en movimiento; en la búsqueda de una acción eficaz y al mismo tiempo relajada, brinda la oportunidad de experimentar la unidad cuerpo-mente como equilibrio entre lo interior y lo exterior.
La gran difusión que está conociendo el Tai Chi en todo el mundo occidental se debe principalmente a sus reconocidos beneficios a nivel de la salud psicofísica: la atenta alineación y desbloqueo de las distintas parte del cuerpo permite una mejor integración postural y regulación del equilibrio neuromuscular, por lo cual se lo indica como una excelente prevención a las caídas y en la rehabilitación de las patologías vestibulares. Por otro lado, permite prevenir y reducir los efectos nocivos del estrés gracias a la búsqueda consciente del equilibrio entre actividad y pasividad, tensión y relajación; al ser una "meditación en movimiento" favorece la integraciòn de la experiencia porque hace posible "estar cerca de uno mismo en la acción".